Grifos

Filtros activos

Grifos, Monomandos y Columnas para la ducha

Ya sea que se utilicen para un lavabo, la ducha, o la bañera, los grifos son accesorios de baño indispensables en el hogar. Puedes optar por una válvula mezcladora termostática, o elegir un grifo en cascada, las opciones son prácticamente ilimitadas. Desde grifos con boquillas tradicionales, hasta aireadores para grifos.

Aquí en Mundo Bricolaje te ofrecemos una amplia gama de grifos para tu baño. Puedes seleccionar entre los diferentes tipos de grifos disponibles. Además, a continuación te brindamos información sobre las características más relevantes de estos accesorios. También los aspectos más importantes a considerar si planeas reemplazar un grifo.

¿Necesitas cambiar el grifo de tu baño?

Si has llegado hasta esta página, seguramente te encuentras instalando un baño nuevo, renovando el que ya tienes, o incluso es posible que hayas descubierto un grifo que gotea. Por lo tanto, es probable que necesites reparar o cambiar los grifos de tu lavabo, ducha o bañera.

De ser así, aquí hay algunos aspectos importantes que debes tener en cuenta:

· Las mezcladoras de doble mango no son eficientes ni prácticos de utilizar. La mayoría de la gente los elige simplemente por su estilo vintage.

· Por el contrario, los grifos monomando son los más recomendables para lavabos y duchas, debido a que son convenientes, económicos y eficientes.

· Además, las válvulas mezcladoras termostáticas, son ideales para las duchas ya que se encargan de regular y mantener la temperatura del agua con la presión adecuada.

También es posible que optes por un grifo de ahorro de agua que incorpore una válvula anti-quemaduras. Lo anterior para evitar el riesgo de quemarse al manipularlo. Si el grifo de tu baño tiene un accesorio de tapón, comprueba que el tamaño del tapón se ajuste sin problemas al orificio de drenaje.

¿Qué grifo para baño elegir?

Los grifos de baño de gama baja suelen tener diseños básicos, acabados de baja calidad, y con frecuencia son los primeros en gotear. Si no quieres tener que reparar o cambiar tu grifo de baño después de 2 o 3 años de uso, es recomendable que optes por una marca reconocida que te brinde una garantía de por lo menos 5 años.

También asegúrate de escoger el tamaño del grifo adecuado para tu lavabo, y por supuesto selecciona un grifo que se ajuste a tus gustos. Como se mencionaba anteriormente, hay una amplia selección de grifos para elegir, desde aquellos con manijas laterales y superiores, hasta grifos con diseños tradicionales o modernos.

En cuanto al mantenimiento de los grifos de baño, la mayoría de los grifos de calidad están cromados. Esto significa que se pueden limpiar con los típicos productos de limpieza. Sin embargo, si eliges grifos de latón envejecidos, entonces deberás tener mayor cuidado y atención.

Grifos monomando de una y dos manijas (Diferencias)

Puedes elegir para tu baño, grifos monomando de una o dos manijas. Pero para hacer la elección correcta, es importante que conozcas las diferencias entre uno y otro.

Grifos monomando de una maneta

Como su nombre lo indica, los grifos monomando tienen una sola manija que se hace girar de lado a lado para ajustar la temperatura del agua, y de arriba hacia abajo para controlar el caudal indicado. Normalmente los grifos mezcladores monomando son más convenientes ya que solo se requiere de una sola mano para utilizarlos.

Además son más eficientes debido a que se puede dejar la maneta en su lugar para mantener la temperatura del agua correcta. Incluso, algunos de estos grifos cuentan con una válvula anti-quemaduras para limitar el flujo de agua caliente.

Grifos monomando de doble manija

Este tipo de grifos para baño tienen dos manijas; una de ellas es para el agua caliente, y la otra para el agua fría. Por lo tanto, si deseas obtener una temperatura adecuada, es necesario mezclar agua fría con agua caliente. El ajuste más indicado únicamente te lo dará el uso.

Por otra parte, las manijas de estos grifos a menudo tienen marcas en color azul y rojo para indicar la que corresponde al agua fría y al agua caliente. Además, pueden incluir válvulas de grifo tradicionales, o válvulas de grifo de cerámica, que suelen ser las más cómodas ya que no se requiere dar varias vueltas a la manija.

Tipos de grifos de baño

Además de la forma en que distribuyen el agua, los grifos también varían en cuanto a la unidad de baño para la que están diseñados. Por ejemplo:

· Grifos para lavabos. Estos grifos deben ajustarse al diseño de tu lavabo, e instalarse a una altura que permita lavar las manos con facilidad.

· Grifos para bañeras. A menudo se equipan con una válvula de desvío para dirigir el agua al grifo de la bañera, o al cabezal de la ducha. Se utilizan para llenar la bañera, y por lo general su instalación requiere de dos orificios horizontales.

· Grifos para duchas. Este tipo de grifos se conectan a los cabezales de ducha a través de una manguera. Pueden ser instalados en la pared, o en una superficie de la cabina de ducha.