¿Cómo bloquear ventanas correderas para proteger tu hogar?

0
677
Las mejores soluciones para bloquear ventanas correderas
Bloqueador de ventanas correderas

En la actualidad, muchas personas buscan formas de bloquear ventanas correderas en su hogar. El objetivo es proporcionar una capa de seguridad adicional y evitar que los ladrones ingresen.

Aunque se trata de un procedimiento relativamente sencillo, es recomendable asesorarse y conseguir todos los materiales y herramientas adecuadas. En todo caso, siempre es buena idea contratar un experto en cerraduras para obtener los mejores resultados.

¿Qué son las ventanas correderas?

Las ventanas correderas son un tipo de ventana que esta compuesta por dos o más hojas que tienen un movimiento de traslación horizontal. Dicho movimiento lo realizan sobre unos carriles o guías horizontales.

Por lo tanto, cuando se abre una ventana corrediza, sus hojas quedan superpuestas. Esto significa que no se puede abrir totalmente el hueco. Además, una de las principales ventajas de las ventanas corredizas es que ocupan únicamente el plano donde se mueven.

Es decir, el plano que se encuentra incorporado al hueco exterior. En consecuencia, este tipo de ventanas no afectan la decoración en el interior, ni mucho menos interfieren con la iluminación natural de las habitaciones.

¿Por qué necesitas bloquear ventanas correderas?

Hay varias razones por las que recomendamos bloquear ventanas correderas. La primera de ellas tiene que ver, como ya lo dijimos, con el tema de la seguridad. No obstante, estas ventanas corredizas tienen un inconveniente importante.

Es decir, debido a su configuración, solamente dejan utilizable una parte del hueco, usualmente la mitad. Eso sin mencionar que su ajuste es mucho menos hermético. Como resultado, su capacidad de estanquidad al agua se reduce, mientras que la permeabilidad al aire se incrementa.

Adicionalmente, el aislamiento acústico y térmico en las ventanas correderas tiende a ser menor, en comparación con otro tipo de ventanas. Básicamente todos estos inconvenientes se pueden solucionar la bloquear las ventanas corredizas.

¿Cómo bloquear ventanas correderas?

Independientemente de tus razones, el procedimiento para bloquear ventanas correderas es el mismo. No obstante, es fundamental que sigas nuestras recomendaciones para garantizar que tus ventanas queden perfectamente bloquedas.

Dicho lo anterior, estas son las mejores soluciones para bloquear ventanas correderas en el hogar:

Utilizar una cerradura

Cuando se tienen ventanas correderas en casa, es posible que desees utilizar un bloqueador con llave para impedir que las abran. Básicamente es un cilindro que consiste de un muelle y un pasador.

Para instalar dicha cerradura necesitarás un taladro eléctrico, además de una broca de metal, y también un atornillador, junto con un arco de sierra. El procedimiento es el siguiente:

  • Comienzan taladrando la hoja de la ventana más cercana al interior de tu hogar, así como la primera capa de la hoja que da al exterior.

  • Después de esto utiliza el arco de sierra para cortar el vástago a la medida de la ventana.

  • A continuación coloca la cerradura sobre el aluminio utilizando tornillos rosca chapa.

  • Luego gira la llave 90° y retira la cerradura para que la ventana se quede desbloqueada.

  • Finalmente y con la ventana cerrada, únicamente tendrás que pulsar hacia adentro de la cerradura para que la ventana quede bloqueada.

Opcionalmente puedes instalar un pasador manual que se puede accionar desde el interior, sin tener que usar una llave. Cumple con la misma función que la cerradura, solo que en este caso es como si fuera un tornillo a rosca.

Si lo deseas también puedes usar un bloqueador de ventanas automático.

Instalar una alarma sonora

Otra forma en la que puedes bloquear ventanas corredizas es mediante la instalación de una alarma sonora. Es además una solución de bajo costo, y en el caso de este tipo de ventanas, lo mejor es optar por una alarma compuesta.

Es decir, dos elementos en la alarma intervienen a través de un contacto magnético. Por lo tanto, cuando se abren las ventanas y se separan ambos componentes, la alarma comienza a sonar de forma inmediata, con lo cual se consigue asustar al intruso.

Pinzas en los carriles

Y si te interesa proteger a los más pequeños del hogar, una de las formas más convenientes de bloquear las ventanas correderas es mediante pinzas en los carriles. Todo lo que debes hacer es apretar el tornillo que la pinza lleva integrado utilizando una llave allen.

De esta manera tan sencilla evitas que los pequeños puedan abrir las ventanas. Adicionalmente puedes usar limitadores con forma de mariposa, que igualmente sirven para bloquear la apertura de las ventanas correderas.

Estos limitadores se adhieren fuertemente a la ventana usando un poderoso adhesivo, por lo que son perfectos para impedir que los menores abran las ventanas.

Refuerzo para bisagras

En este caso se trata de un mecanismo que lo puedes instalar en la parte interna de la ventana corredera. Específicamente en el área donde se colocan las bisagras, todo ello con la intención de que las ventanas correderas no puedan ser abiertas desde el exterior recurriendo al apalancamiento.

¿Qué otras opciones para bloquear ventanas corredizas existen?

Junto con todo lo que ya hemos mencionado, también hay otras soluciones para bloquear ventanas correderas. Entre ellas destacamos las siguientes:

  • Ventanas antirrobo.
  • Rejas Fijas
  • Persianas autobloqueables.
  • Sensores de apertura.
  • Sensores de rotura de cristal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here