Cómo reciclar puertas viejas de madera

Cómo reciclar puertas viejas de madera

0 27

Reciclar puertas de madera es una de las últimas tendencias en la decoración DIY. Si tienes en casa alguna puerta antigua de gran calidad que se ha quedado anticuada, ya no hace falta que te deshagas de ella. En este artículo vas a encontrar consejos para reconvertirlas en un mueble o un accesorio decorativo. Bienvenido a la tendencia de las puertas recicladas.

Materiales necesarios para reciclar una puerta de madera Clic para tuitear

Reciclar puertas de madera

Puerta vieja

Antes de cualquier decisión creativa, es necesario que dediques un tiempo a preparar la madera. Para ello, necesitarás materiales y herramientas de bricolaje. Necesitarás lija, pincel, brocha, lana de acero, taco de lijar, espátula, cepillo de cerdas, un formón, guantes y mascarillas.

Otros de los materiales que vas a necesitar son cera de emplastecer, decolorante, imprimación al agua, insecticida en spray para la carcoma y una pasta para madera. Protege el área de trabajo con tela o papel.

Ahora que ya tienes todos los elementos necesarios, si quieres conseguir el mejor acabado, debes eliminar cualquier irregularidad y limpiarla. Apoya la puerta o las puertas en posición horizontal y ten a mano todos los materiales citados.

Pasos para reciclar una puerta de madera Clic para tuitear

Cómo limpiar una puerta de madera

View post on imgur.com

Aunque existen diferentes tipos de puertas de madera, el sistema será el mismo para todas.

Decapa la superficie para que recupere su aspecto natural. En caso de que la puerta esté barnizada, aplica solo una capa de decapante espeso, pero si está pintada, deberás poner tantas capas como haya de pintura. Si fuera necesario, ayúdate de un decapante con base acuosa o con disolvente.

Aplica el decapante con una brocha en movimientos circulares. Deja que actúe entre 15 minutos y 2 horas. Posteriormente, elimina los restos con ayuda de una espátula. Luego, pasa la lana de acero empapada en alcohol para eliminar los restos de grasa del decapante.

Preparar la madera

Lijar puerta

Cuando la puerta esté seca, utiliza un taco de lija (mejor si es de grano mediano) sobre ella. Hazlo con cuidado y en el sentido de la veta de la madera para no estropearla. Retira el polvo que se ha generado.

Si la madera tuviera alguna mancha, podrías ayudarte con un decolorante para madera. Se aplica con una brocha en la zona deseada y se retira con agua fría y un cepillo suave cuando la mancha haya desaparecido. Es importante que seque por completo.

La puerta puede tener indicios de carcoma. Si eso sucede, aplica el insecticida en spray. Rellena los huecos que queden con la cera de emplastecer, la cual es recomendable que esté un poco atemperada para que se aplique con mayor facilidad.

Con ayuda del formón, aplica la cera y luego elimina la sobrante. Por último, vuelve a lijar la puerta con el taco y, posteriormente, termina de pulirla con la lana de acero fina.

Pintar una puerta de madera

Pintar puerta de madera vieja

 

Tras limpiar y pulir la puerta, ya está lista para pintar. Como tendrá el poro abierto, la pintura se agarrará bien y podrás utilizar imprimación al agua. Este material se puede utilizar en exterior y en interior para todo tipo de madera. Va a garantizar que se fije la pintura con acabado sintético o acrílico.

Para la imprimación, usa un pincel limpio y seco, escoge un color y aplícalo en capas finas para que se sequen mejor. Recuerda que la pintura sintética se seca despacio, pero es muy duradera, y que para eliminar sus restos necesitarás disolvente. Puede ser brillante o mate y necesita una pintura base, por lo que dependiendo de tu elección podrás obtener resultados muy diferentes.

La pintura base es imprescindible antes de lanzarte a pintar. Suavizará las zonas y reforzará las posteriores capas. Utiliza este tipo de pintura antes del color definitivo, así se matizará y definirá mejor.

Para proteger la madera, remata con barniz si va a estar expuesta a humedad o luz. En caso de que quieras utilizar la puerta en un exterior, utiliza un protector especial de agentes externos para la madera en acabado mate.

Ideas sorprendentes para integrar puertas recicladas en tu diseño

Con una puerta reciclada puedes hacer multitud de cosas: desde un perchero a un cabecero de estilo rústico o incluso diversos escritorios. Presta atención a todas estas ideas.

El encanto de las persianas mallorquinas

Las persianas mallorquinas son perfectas para reciclarlas de diferentes formas. Puedes utilizarlas para revestir una pared, para hacer el respaldo de una silla muy original, para colocar los platos, como revistero o para los utensilios de la cocina dando un toque muy personal.

Ideas originales para reciclar puertas de madera antiguas Clic para tuitear

Puertas como escritorios

Escritorio hecho de una puerta vieja

Una puerta lisa puede transformarse en un escritorio con un par de caballetes. La ventaja de utilizar una puerta es que nunca se va a doblar, al contrario de lo que puede pasar con un tablón de madera. Si utilizas dos puertas que se abren, puedes guardar material si colocas bajo ellas unas bolsitas de tela o de cuero para tener siempre recogidos los bolígrafos, calculadoras o clips.

Colgadores y recibidores

Si necesitas un mueble para tu recibidor, no busques más. Arrima una vieja puerta en la pared, clava una balda como si fuera un estante y ya tienes un lugar para dejar las llaves. Si le clavas unos colgadores, tendrás también un perchero.

Puertas como cabezales de cama

Cabezal de cama con una puerta

Las persianas mallorquinas y las puertas puedes reciclarlas como cabeceros. Tendrán ese magnífico toque vintage rústico que tanto gusta. Sería perfecto que las puertas de madera no fuesen completamente lisas y que las decapes, pintes o envejezcas para que tengan más encanto.

Las puertas no solo combinan bien en un dormitorio de estilo vintage, sino que si tu diseño es tipo industrial, también quedará perfecta. Solo necesitas cambiar el color y el diseño de los muebles del dormitorio.

Una bandeja peculiar

La puerta de un mueble puede ser una bandeja perfecta, solo tienes que eliminar la pintura que tenga, volver a pintarla y tendrás una bandeja muy original echa por ti mismo.

Puertas como mesas

Mesa hecha de una puerta

Con una puerta, al igual que has visto con los escritorios, puedes tener una mesa ideal para la terraza, la cocina o el comedor. Píntala como más te guste y apóyala sobre un par de caballetes. Si la quieres para el jardín o terraza, puedes hacerla colgante.

Como ves, es muy sencillo reciclar puertas de madera. Cuéntanos qué idea es tu favorita.

SIMILAR ARTICLES

NO COMMENTS

Leave a Reply