Cómo reparar tuberías rotas en casa

0
660
reparar tuberia rota

El paso del tiempo o alguna avería que no detectemos a tiempo, pueden hacer que una tubería en nuestro hogar comience a fugar o gotear, provocando con ello daños en las paredes o en los elementos que existen a su alrededor. Por ello, a continuación te queremos hablar sobre lo que puedes hacer para reparar tuberías dañadas en casa.

Es importante entender que si se trata de pequeñas goteras, lo podemos intentar por cuenta propia sin tener que recurrir a los expertos. De lo contrario, es conveniente buscar ayuda para que el trabajo sea realizado y se obtengan los mejores resultados.

Reparar tuberías rotas

Antes de que procedas con la reparación de tuberías rotas en el hogar, recuerda que primero debes comprobar el situó donde se localiza la gotera o la fuga de agua. Si es el caso que se localiza en un área cercana a la unión de dos tuberías, probablemente lo mejor es que simplemente aprietes un poco el tubo.

Sin embargo, si la fuga de agua se localiza en otro sitio, deberás hacer la reparación utilizando herramientas básicas como papel de lija, masilla epoxy, cinta aislante adhesiva y un paño limpio. Lo primero que debes hacer entonces es proceder a cerrar la toma de agua general de tu casa para detener por completo la fuga de agua.

reparar tuberia rota

Si esto no es posible, entonces desconecta únicamente el agua de la parte donde se localiza la tubería dañada. Una vez que tengas identificada la zona donde se encuentra la avería de la tubería, asegúrate de utilizar un paño limpio para secar perfectamente la tubería. A continuación utiliza la lija para lijar toda el área del tubo para eliminar cualquier tipo de sedimento o suciedad que exista. De esta manera será más fácil que la cinta adhesiva se fije sin problemas a la tubería.

Asegúrate de colocar la cinta adhesiva alrededor del tubo a partir de dos pulgadas por debajo de la fuga. Ahora envuelve la tubería hasta 2 pulgadas por encima teniendo cuidado de apretar lo suficiente para que la cinta quede perfectamente adherida al tubo, principalmente en el área donde se fuga el agua. De preferencia agrega varias capas de cinta para mayor seguridad.

Ahora es momento de que amases perfectamente la masilla epoxy utilizando tus manos, aplastándola con la palma y luego colocándola directamente sobre la tubería. Es importante que la masilla quede perfectamente fijada y por ello debes frotarla un par de veces para que esto suceda. Después de que has hecho esto, espera al menos una hora antes de volver a dar paso al agua por la tubería.

Es importante que la masilla epoxy quede perfectamente adherida a la tubería, ya que de no quedar fijada correctamente, la fuga de agua se volverá a presentar en muy poco tiempo. Recuerda también que esta es una solución adecuada para cuando se trata de fugas pequeñas que no requieren de una intervención o trabajos más especializados.

Si en tu caso tienes una fuga de agua o gotera que es un problema mucho más grande, lo más conveniente es que acudas con un especialista en reparar tuberías dañadas. También puede ser una buena idea que contrates un seguro de hogar que te ofrezca una cobertura contra todos estos tipos de desperfectos y daños en tu hogar.

Muchas empresas aseguradoras ofrecen pólizas de seguro de hogar en las que reparar al 100% muchos de los desperfectos y las averiáis que aparezcan en tu hogar. Hay muchas opciones disponibles y una gran cantidad de pólizas donde se incluyen estos servicios, solamente es cuestión que te informes e investigues acerca de cuál es la que mejor se ajusta a tus necesidades y estilo de vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here