Cómo mantener en buen estado tus ventanas de aluminio

0 1763

Las ventanas de aluminio son ampliamente utilizadas en los hogares principalmente porque el aluminio es un material que en realidad requiere de un mínimo de mantenimiento. Hay de hecho algunos tipos de aluminio que cuentan con excelentes propiedades, pero a pesar de ello, es importante mantener en buen estado su estructura para que continúen siendo funcionales y visualmente agradables.

Tips para mantenimiento de ventanas de aluminio

Para garantizar que tus ventanas de aluminio se mantengan en perfectas condiciones, es importante que realices un mantenimiento regular. De esta manera, tus ventanas se conservarán durante más tiempo y con el aspecto similar a cuando se instalaron por primera vez.

Comienza por hacer una limpieza sencilla

Ten en cuenta que los perfiles de aluminio se deben limpiar como mínimo dos a tres veces cada año para garantizar su buen estado. Hacer esto no lleva mucho tiempo y además es muy sencillo, ya que solo debes impregnar un paño o esponja suave con un producto de limpieza. También puedes utilizar un poco de agua tibia con jabón neutro líquido y frotar la superficie.

A continuación aclara con agua limpia y seca utilizando un paño absorbente. Si encuentras en una zona que está cerca de áreas industriales químicas o incluso cerca del mar, lo más recomendable es que hagas este mantenimiento a ventanas de aluminio como mínimo una vez al mes. Con ello evitarás las manchas de salitre o cualquier otro material corrosivo.

mantenimiento de ventanas de aluminio

Ten cuidado con los objetos extraños

Otro aspecto importante en el mantenimiento a ventanas de aluminio tiene que ver con los cuerpos u objetos extraños que puedan afectar al material. Es decir, residuos, impurezas, además de otros objetos extraños, pueden acumularse en las zonas de los raíles de las ventanas correderas y con ello hacer que los cerramientos de las ventanas dejen de funcionar adecuadamente.

Si esto sucede se puede presentar una reducción en la evacuación del agua de lluvia o incluso también puede disminuir la aireación. Afortunadamente todos estos inconvenientes los puedes evitar mediante la aspiración de los objetos extraños que puedan estar obstruyendo o afectando la calidad funcional de tus ventanas. Simplemente utiliza la boquilla pequeña del aspirador para remover todos estos cuerpos raros.

Utiliza un poco de lubricante

Como parte de su mantenimiento, las ventanas requieren de un poco de lubricación, especialmente en aquellos mecánicos que facilitan su funcionamiento, incluyendo Manivelas, bisagras, accesorios, cerradores y cremonas. Lo mejor es que utilices un pincel para que al aplicar el lubricante, este penetre de mejor forma. Es importante que te asegures de no colocar el lubricante en las ruedas de las hojas de las correderas, ya que en muchos casos son anti-lubricantes.

Prevención

En ocasiones es común que se realicen reformas en el hogar y por lo tanto las ventanas pueden quedar expuestas si no se toman las precauciones correspondientes. Ten en cuenta que las manchas de pintura, yeso o cemento, puedes ser muy complicada de eliminar, en ocasiones hasta imposible. Lo más conveniente es que coloques cinta protectora sobre los perfiles de aluminio de las ventanas y las juntas, para que de este modo no se manchen.

Ahora bien, si trabajas con materiales metálicos cerca de las ventanas, es importante que una vez concluidos los trabajos, te asegures de remover o aspirar todos los residuos metálicos que pudiesen haber entrado en las ranuras o en los raíles.

Considera el entorno

Es verdad que en algunos rincones y ángulos de las ventanas es donde generalmente se concentra la mayor cantidad de suciedad. Sin embargo, toda esta suciedad puede ser menor o mayor en función de donde se encuentren localizadas tus ventanas. Si vives en un entorno urbano, las emisiones de gases, combinadas con el agua de lluvia, pueden generar la suciedad.

Si vives en una zona industrial, los residuos pueden ser los responsables de generar la suciedad en las ventanas, mientras que si vives en áreas costeras, el salitre también puede afectar. En cualquier caso, ten presente que el mantenimiento que requerirán tus ventanas deberá ser un poco más frecuente de lo normal.

Asegúrate de usar solo productos de limpieza indicados

Esto también es muy importante que lo tengas en cuenta ya que si utilizas productos de limpieza con químicos no adecuados o productos abrasivos, puedes ocasionar un daño a la capa protectora de los perfiles de aluminio y con ello afectar no solo su apariencia, sino también su durabilidad. Igualmente debes evitar el uso de productos de limpieza que usualmente se emplean para limpiar la plata, el cobre o el aluminio en bruto.

Lo importante es no olvidar realizar el mantenimiento de las ventanas de aluminio de una manera regular para que puedas prolongar su ciclo de vida. Esto también es fundamental para garantizar que tus ventanas conserven esa apariencia tan característica que únicamente un material como el aluminio les puede dar. Por supuesto, siempre compra este tipo de materiales en tiendas especializadas que ofrezcan productos de calidad.

 

NO COMMENTS

Leave a Reply