Apuesta por las estanterías DIY

Apuesta por las estanterías DIY

0 51

Las estanterías se encuentran entre los objetos de las viviendas y de las oficinas que hacen más llevadero el día a día de cualquiera de nosotros. Si tienes una pared vacía, una estantería la llenará. Para dar un toque industrial a tu salón puedes elaborarla tú mismo, además, las estanterías para el baño son ideales cuando no tienes mucho espacio para tus productos de aseo. A continuación, tanto si eres un manitas del bricolaje como si quieres hacer tus primeros pinitos, te ofrecemos una serie de ideas para fabricar estanterías DIY.

Crea estanterías caseras

Baldas para estanterías

 

Las estanterías hechas por ti mismo pueden dar un toque muy original a tu vivienda u oficina por muy poco dinero. Este tipo de mobiliario te ayuda a mantener el orden, a decorar o incluso a redefinir tu propio estilo. Asimismo, si eres un amante del reciclaje aquí encontrarás algunos ejemplos para fabricar estanterías DIY con cajas de frutas, de vino, tuberías o palets, que tan de moda están actualmente.

Estanterías colgantes

Estanterías colgadas del techo

Lo más habitual es encontrar una estantería colgada o anclada a una pared, pero si estás buscando algo diferente puedes colgarlas también del techo. De este modo añadirás un toque minimalista y original en los rincones de tu hogar.

Cuando optas por los estantes colgantes puedes estar creando tanto una estantería como una mesa auxiliar. También debes tener en cuenta que si el espacio con el que cuentas es muy grande, puedes usarlo para hacer dos ambientes diferentes. 

Para contar con una estantería de estas características necesitarás una balda, que podrá ser reutilizada y pintada del color que mejor combine, y sujetarla al techo con una cuerda. De esta forma imprimirás un aire rústico.

Si buscas utilizar la estantería para sujetar unos libros o macetas, al crearla con este sistema bastará con colocar un estante rectangular y fijarlo a la pared con dos tramos de cuerda y unas hembrillas.

En caso de que quieras dar un toque mucho más personal, en vez de cuerdas puedes utilizar tus viejos cinturones. Conseguirás unos estantes muy originales con aspecto de usado y viejo que combinarán a la perfección con un estilo industrial y moderno. Recuerda que estos estantes, por su diseño, podrán soportar únicamente objetos decorativos.

Estanterías de cajas de frutas

Estanterías cajas de frutas

Las cajas de fruta de madera son muy versátiles, ya que puedes personalizarlas con una gran cantidad de pinturas o decoraciones, forrándolas con tela o haciendo una composición original en la pared.

Es un elemento que puedes utilizar en cualquier estancia de tu hogar gracias a su versatilidad. De hecho, con este material puedes realizar estanterías para el baño para dejar el papel higiénico, las toallas, o los productos de belleza, puedes sacarles partido también en la habitación de los más pequeños de la casa para colocar los juguetes y jugar con su altura para obtener un mejor resultado o puedes optar por cortar una caja por la mitad y anclarla a la pared para tener un revistero de lo más original.

Estantería industrial con madera y tuberías

Para tener una estantería original de estilo industrial puedes construir una estructura con diversas tuberías, las cuales puedes pintar para que den un toque más personal, y posteriormente añadir estantes de madera hechos a medida. Gracias a los conectores de las tuberías puedes construir una estantería que se adapte a cualquier tipo de distribución. Como este material es muy resistente, podrá soportar una gran cantidad de peso y, de hecho, puede convertirse en una genial estructura en la que combinar un escritorio con la propia estantería.

¿Quieres un toque de originalidad en el salón o en el baño? Combina un trozo de madera con un par de tuberías atornilladas a la pared para que sirvan de soporte. Resultan ser un mobiliario ideal para colocar los perfumes, las toallas o cualquier otro objeto cotidiano en el baño.

Estantería con troncos naturales de árbol

Estanterias con troncos

Si eres un amante de los materiales naturales y encuentras algunos troncos que puedas utilizar tras su tratamiento, puedes contar con ellos para conseguir una sencilla, elegante y genial estantería. Necesitarás unas baldas claras y una serie de troncos cortados que irán sujetando las maderas.

Buscando troncos de distintos tamaños, puedes optar por cortarlos y hacer que todos sean de la misma longitud o aprovechar esa diferencia para que la estantería tenga diferentes alturas y así poder colocar todo tipo de objetos.

Crea originales estanterías con sillas en la pared

Estantería de sillas

¿Pensando en una estantería más original? Tienes la oportunidad de pintar unas sillas plegables de madera y colocarlas en la pared. Conseguirás unas estanterías enormemente prácticas para un espacio pequeño como, por ejemplo, el que puedes tener en un vestidor. Podrás colocarla abierta o cerrada, en función de tu necesidad.

Si tienes una silla original y antigua, también puedes colocarla en la pared dándole la vuelta y utilizarla como estantería.

Estanterías con palets

Estantería con palets

Apila unos cuantos palets unos sobre otros y coloca en la pared unos topes para que se sujeten. Habrás creado una estantería diferente.

Puedes cortar los palets y hacer unos mini balcones para colocar en el baño tus perfumes o cosméticos, para usar en la cocina con los utensilios más habituales para cocinar o incluso para crear un jardín vertical con distintos tipos de hierbas aromáticas.

Siguiendo ese mismo modelo de balcón, puedes colocar en el salón tus botellas de vino y debajo las copas, sin duda una vinoteca muy original.

Combinando cajas de frutas y listones de palets, obtendrás un recibidor o una estantería para la cocina o el salón. Píntala del color que prefieras y coloca en las cajas libros u objetos de decoración.

Estanterías de diseño

La madera es el elemento más habitual para crear estanterías, si además las haces tú mismo, puedes cambiarlas y combinarlas como más te guste.

Atrévete a fabricar estanterías caseras de aspecto equilibrado y ligero. El resultado será una estantería DIY con un acabado profesional. Unas tablas, unos nudos y unas cuerdas de color pueden ser suficientes para tener una estantería digna de la mejor tienda de diseño de interiores.

imagen

NO COMMENTS

Leave a Reply