Cabeceros de camas originales

0
2609
cabeceros de cama originales

Los cabeceros de cama son un elemento decorativo del hogar que viste la parte superior de la cama. Por eso también cumplen una función práctica que favorece el confort: evitan que nuestra cabeza golpee contra la fría y dura pared, como todos sabéis. Determinados modelos sirven incluso para guardar cosas. Veamos unos cuantos diseños singulares, algunos de los cuales podrás hacer tú mismo con nuestras recomendaciones.

Cabeceros de cama de lo más originales

Las últimas tendencias en cabeceros cubren todo tipo de formas, colores, motivos y materiales, haciendo de estos objetos una fuente inagotable de creatividad estética. Por tanto, será muy fácil encontrar en el mercado un cabecero que se ajuste al carácter de nuestro dormitorio, proporcionándole la luminosidad y ambientación deseados. En los últimos tiempos ha proliferado el uso de cabeceros cuadrados y de mayor tamaño. Esto último se debe al gusto por la verticalidad, con la cual el cabecero logra mayor impacto y da un toque majestuoso al dormitorio.

cabeceros de cama originales

Sin embargo, si no disponemos de presupuesto o simplemente queremos poner en práctica el Do It Yourself, puedes comenzar a elaborar tu cabecero con un marco de madera a medida. Éste tiene que ser algo superior al ancho de la cama, para que sobresalga unos 5 centímetros por cada lado de la misma. Si la cama tiene una anchura superior a 90 centímetros tendrás que reforzar el centro del marco con dos tablas verticales. A continuación debemos conseguir una lámina de espuma, que uniremos a nuestras tablas a través de grapas. Ahora sólo nos queda una segunda fase para tapizar: escogemos una tela que nos guste y con la que nuestro cabecero cumplirá su misión estética. Colocada la tela, el cabecero está terminado y listo para colgar.

cabeceros originales

 

Existen otras opciones para fabricar tu propio cabecero. Una de ellas es empleando almohadas o cojines con forma rectangular, cuadrada o redonda. La combinación de cojines cuadrados y redondos puede quedar muy original. Los cojines los graparemos a la pared por las esquinas tras forrarlos con una tela que aporte personalidad y armonía a la decoración global del dormitorio. Otra buena alternativa es utilizar una puerta vieja cuyas formas nos den juego. Bastará con lijarla, pintarla y barnizarla de nuevo, procurando escoger colores y motivos que se adapten bien al resto de elementos de la habitación.

¿Te gustaron nuestras propuestas? ¿Conoces otros modelos que te hayan dejado con la boca abierta? Compártelo con nosotros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here