Diseña tu propia mesa escritorio

0
1834
diseña tu mesa de trabajo

Tener una mesa escritorio a tu medida es fundamental. Nadie mejor que tú para diseñar aquel rincón donde pasarás tantos momentos de estudio y trabajo frente al ordenador. Consigue la ubicación óptima, eligiendo las medidas, tonos, funcionalidades y estructuras perfectas para lograr el máximo confort en tu habitación estudio. Desde Mas que Bricolaje te lanzamos algunas ideas y consejos básicos para el proceso de fabricación.

El primer paso es decidir la ubicación de tu escritorio para tomar las medidas que se adapten a tus necesidades y a las del espacio disponible. Ten en cuenta que colocar el escritorio frente a una ventana es la mejor opción, ya que aprovecharás toda la luz natural sin que ésta genere incómodos reflejos en la pantalla del ordenador.

Conviene que elijas una altura que no te obligue a adoptar posturas inadecuadas para la espalda. La profundidad de la mesa debe permitirte visualizar el monitor a más de 50 centímetros y tener espacio suficiente para la colocación del material de oficina. Al elegir el largo de la mesa asegúrate de que existirá el espacio suficiente para tu cuerpo y los accesorios que quieras incluir: cajoneras, baldas, bandeja interior para situar el teclado o un módulo para colocar la CPU del PC.

 

Decididas las medidas de la mesa, comenzamos con la base cogiendo una tabla de madera aglomerada. Este material te permitirá trabajar cómodamente y realizar todos los acabados que desees.

Necesitas además dos tablones para las patas y uno más grande que funcionará como barra de sujeción. Ésta última irá colocada en la parte posterior de la mesa; aunque no estará a la vista, es muy importante porque soportará la mayor parte del peso de la estructura. Para que cumpla esta función la tabla debe estar a la misma altura que la parte superior de las patas.

 

Debes unir con tornillos las dos patas a la barra de sujeción. En cada pie puedes colocar dos remates protectores para no dañar el suelo al arrastrar la mesa.

Sobre la estructura que ya está montada se coloca la tabla base, procurando que sobresalga por cada lado al menos 4 centímetros y otros pocos por el fondo. Tenemos varias opciones para fijar el tablón y es aconsejable combinarlas: aplicar cola, introducir tornillos y poner escuadras. Con seis tornillos tenemos más que suficiente, ya que pondremos dos en cada lateral y otros dos sujetos a la tabla de sujeción; tres deben introducirse por la parte inferior y los otros tres por la superior.

Para ganar en comodidad y estética debes pegar embellecedores en los bordes. ¡Ya tienes tu mesa de ordenador hecha! Ahora solo tienes que añadirle los complementos –elaborados por tí o comprados a parte- y realizar el acabado que se adapte al resto de la habitación. De esta forma, podrás aplicar sobre tu mesa de madera barnices, tintes o pinturas, pero eso ya forma parte de otro capítulo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here