La puerta se atasca al abrirla: soluciones para repararla

0
249
la puerta se atasca al abrirla, ¿cómo solucionarlo?
La puerta se atasca

Sí en tu casa la puerta se atasca al abrirla, lo primero que debes determinar es por qué está sucediendo esto. Si se trata de una casa muy antigua, la causa más común puede ser que la base de la casa pueda estar desgastada.

Es decir, con los años, las puertas en el hogar comienzan a pegarse. El yeso alrededor de las puertas desarrollan grietas y la madera en el suelo puede comenzar a levantarse o agrietarse.

De ser así, la solución a este problema es a corto plazo. Por lo tanto primero tienes que reparar la puerta, después reparar la base para que la puerta se abra y cierre sin problemas. Es posible que requieras de accesorios para puertas.

¿Qué hacer cuando la puerta se atasca al abrirla?

Como muchos proyectos de bricolaje en el hogar, reparar una puerta que se atasca al abrirla no requiere de mucho esfuerzo. Solo debes saber lo que haces y utilizar las herramientas adecuadas.

A continuación te ofrecemos una pequeña guía para cuando la puerta se atasca cada vez que la abres. Sigue los pasos que te indicamos y podrás solucionar este inconveniente.

  • Primero determina dónde se atasca la puerta. El área del atasque a menudo se encuentra a lo largo del marco de la puerta.
  • Por lo tanto, este problema no podrás solucionarlo con un destornillador.
  • La mayoría de las veces te darás cuenta que la puerta se atasca a lo largo de la parte superior debido a que se encuentra hundida.
  • De hecho, probablemente notes que la puerta se ha raspado contra el marco.
  • Si se trata de una fricción en la placa de cierre, entonces intenta apretar tanto la placa como la cerradura de la puerta.
  • Sucede con frecuencia que al girar los tornillos de esta placa en el sentido de las manecillas del reloj, se consigue eliminar el desgaste en esta área.
  • Ahora que si el problema tiene que ver con el borde de la puerta que está golpeando el marco, entonces debes usar un destornillador.
  • Aprieta entonces los tornillos en la bisagra superior, en la bisagra media y en la bisagra inferior.
  • Asegúrate de apretar los tornillos que entran en la puerta y los tornillos que entran en el marco.
  • Sin embargo, ten cuidado de no apretar demasiado estos tornillos ya que se pueden romper.
  • Si algo así sucede, tendrás que utilizar un extractor de tornillo para retirarlos.

¿Qué otra cosa puedo hacer cuando la puerta se atasca?

En la mayoría de los casos, si la puerta se atasca al abrirla, con estos consejos se soluciona. De lo contrario, es necesario apretar todos los tornillos en las otras bisagras de la puerta.

En ocasiones, el problema de que la puerta se atasca tiene que ver con que se encuentra deformada. Por lo tanto, la puerta no se abre y tampoco se cierra de forma hermética.

En caso de que sea una puerta de madera muy antigua y por lo tanto de mucho valor, lo recomendable es recurrir a un carpintero experto. Este profesional puede ajustar la puerta a su forma original de manera gradual.

Ciertamente puede ser una reparación muy costosa y que puede requerir de mucho tiempo. Sin embargo, a menudo es la única manera de conservar la puerta y evitar que se atasque.

También puede ser que el problema se solucione simplemente con modificar el tope de la puerta para que se ajuste a la curvatura o forma de la puerta.

Cabe mencionar que el tope de la puerta es esa tira vertical de madera que se encuentra en el centro de la carcasa de la puerta. Este tope sirve para evitar que la puerta experimente mucho balanceo.

Por lo tanto, lo que puedes hacer es levantar con mucho cuidado el tope de la puerta utilizando una barra delgada como palanca.

Una vez que se encuentre en la posición correcta, ajustar la puerta para evitar que se vuelva a atascar cada vez que la abras.

Recomendaciones adicionales

En cuanto a las herramientas que debes usar, es mejor que utilices un trinquete o un destornillador manual. Estas herramientas te brindan mejor control cuando se trata de tornillos pequeños en las bisagras, los cuales son fáciles que se rompan.

    • En caso de que optes por usar un talado o un destornillador inalámbrico, comprueba que el embrague este muy bajo para que no haya riesgo de que rompas los tornillos.
    • Lo anterior es particularmente importante porque las bisagras en las puertas con frecuencia se colocan con tornillos de latón.
    • Este tipo de tornillos tienden a ser suaves y más fáciles de desatornillar en comparación con los tornillos de acero.

En cualquier caso, la clave para reparar una puerta que se atasca al abrirla, es identificar qué es lo que está ocasionando ese atasque. A partir de ahí se puede tomar el mejor curso de acción a seguir, considerando todas las recomendaciones que te hemos compartido.

Por supuesto, si consideras que esta es una reparación muy complicada, entonces es conveniente que contactes con los profesionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here