Pintar ventanas en el hogar fácil y rápido

1
1649

Las ventanas en el hogar no suelen ser elementos a los que se les preste tanta atención en términos de decoración. Por ello, en esta ocasión les hablaremos sobre cómo pintar ventanas en el hogar fácil y rápido, para que su apariencia cambie por completo y la decoración se complemente con el resto de la vivienda.

Precauciones al pintar ventanas

La cosa más importante cuando se pintan ventanas es tener cuidado de no manchar los vidrios o los cristales, así como las zonas que están cerca. Lo mejor que se puede hacer en estos casos es utilizar una cinta de pintor para contornear los bordes de la ventana. De esta manera es posible pintar ventanas que tengan revestimientos anteriores en buen estado, lo cual logramos con un aguarrás.

En caso de que existan grietas, lo más recomendable es decapar previamente, no olvidando que al pintar, se debe empezar con los junquillos, después con la estructura y terminar con los bordes y el marco. Ahora bien, si la ventana se puede desmontar, lo ideal es que optemos por retirarla y evitar los goterones verticales. En caso de que no sea posible quitarla, lo mejor que podemos hacer es inmovilizarla utilizando una cuña o un alambre para evitar que se mueva mientras la estamos pintando.

Tips para pintar ventanas en el hogar

pintar ventanas

Antes de comenzar a pintar las ventanas de tu hogar, conviene que eches un vistazo al pronostico del tiempo de tal manera que te asegures que no lloverá y que la pintura se va a secar rápidamente. Recuerda además que las ventanas requieren dejarse abiertas para que puedan sercarse, por lo que es conveniente que comiences con el trabajo de pintura muy temprano por la mañana para que el tiempo de secado sea más que suficiente.

Como te mencionábamos anteriormente, utiliza cinta de pintor alrededor de los bordes del cristal, así como de los marcos. En caso de que manches el cristal recuerda que se puede limpiar con facilidad utilizando una espátula o un trapo húmedo. Es conveniente que utilices algo para proteger el suelo de las salpicaduras y por supuesto que retires las cortinas para evitar mancharlas.

De ser posible, retiras los pestillos y las manillas de las ventanas para que puedas pintarlos a parte y con mayor comodidad o en su caso para que queden intactos. Si esto no es posible lo ideal es que los cubras con cinta de pintor para que no se manchen.

 

Ahora bien, en caso de que las ventanas estén en buen estado, asegúrate de limpiar perfectamente bien el polvo y luego secalas con un trapo. Una vez que hayas realizado todo lo anterior, ya puedes comenzar a pintar.

Para ello te aconsejamos que comiences primero con las barras de acristalamiento o los junquillos, pintando las partes horizontales en primer lugar y después seguir con las verticales. Pinta luego la parte horizontal del marco y cuando estés pintando los travesaños, asegúrate que la pintura traslape un poco el marco hasta el cristal. De esta manera se creará un sello que evitará que la masilla se seque.

Para terminar pinta el marco y alféizar de la ventana, aplicando por lo menos dos capas de pintura y dejando entre cada mano, el tiempo de secado que recomienda el fabricante.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here