Trucos de bricolaje.

0
77

Para llevar a cabo tareas de reparación y mantenimiento en casa es necesario comprender todo acerca de el bricolaje y tener en cuenta también los trucos que hay que saber para hacerlo de manera correcta, además de facilitarnos mucho más la tarea.

Estos trucos han sido comprobados y suelen funcionar si son llevados a cabo con cierta práctica y repetición, siempre es necesario realizar todas estas tareas de bricolaje con el equipo necesario y bajo una continua revisión de seguridad para mantenernos sin accidentes e infortunios.

Comencemos viendo algunos de los mejores trucos de bricolaje que podremos tener para aplicarlos la próxima vez que tengamos que llevar a cabo una tarea de estas, haciéndolo de forma sencilla y sin más complicaciones.

Comprar la herramienta adecuada.

Lo primero suele ser lo más importante, es necesario tener en cuenta que debemos gastar para tener lo mejor al momento de comenzar nuestras tareas de bricolaje, muchas personas piensan en ahorrar cuando creen que el bricolaje es una tarea doméstica como cualquier otra.

Lo cierto es que el bricolaje puede llegar a tener sus riesgos para la salud, es necesario invertir en materiales y herramientas de buena calidad para que así podamos llevar a cabo estas tareas con el menor riesgo posible para nosotros y para nuestra familia. 

Comenzando por adquirir herramienta adecuada para el trabajo que llevaremos a cabo, es decir, si lo que haremos es instalar un mueble de madera debemos tener en cuenta que necesitamos un martillo y clavos especiales para dicha tarea.

No podemos pasar a utilizar un destornillador como un martillo y esperar que no haya accidentes o lesiones. 

Al comprar herramienta siempre invierta en aquella que tenga materiales de larga duración como lo es el acero inoxidable y agarres de plástico ergonómicos de larga duración.

Pintar sin regar o gotear la pintura.

Este es un truco de bricolaje que puede ayudarnos a ahorrar en pintura y además a no ensuciar mientras trabajamos con ella. 

Pintar puede ser una tarea muy sencilla para algunos mientras que para otros que apenas son iniciados en el bricolaje de hacer un completo desastre al momento de pintar dentro de casa, esto sucede muy seguido debido a que la pintura tienen distinto espesor y mientras menos espesa sea la pintura más fáciles que estás esparza en pequeñas gotas que ensucian todo.

Para comenzar a no caer en estos errores primero es necesario conseguir una buena brocha, el tipo de brocha debería variar según el material con el cual estamos pintando, esto quiere decir que si la pintura es un material espeso entonces necesitaremos una brocha un poco más gruesa y resistente, pero sí necesitamos pintar algunos detalles la brocha debería ser más pequeña.

Para evitar que la brocha empiece a gotear, recomendamos comenzar a dar vueltas con una cinta protectora que habremos de enrollar en la parte inferior del mango de nuestra brocha, esto impedirá que la pintura termine goteando ya sea a sus manos, a su ropa o en su cabeza cuando pinta por encima de ésta.

¿Cómo quitar clavos?

Poner un clavo es una labor primordial del bricolaje, gracias a saber cómo poner un clavo podemos instalar muebles o incluso estantes en los cuales podremos tanto decorar como colocar partes de nuestro hogar. No obstante una de las dificultades más grandes para alguien iniciado en el bricolaje es quitar un clavo. 

Los clavos están construidos de tal manera que sea difícil quitarlos, o mejor dicho que sea difícil que estos se caigan de su lugar, es por eso que la mejor manera de hacerlo es con un buen martillo de uñas, la uña del martillo nos ayudará a jalar de la cabeza del clavo para así extraerlo de manera muy sencilla.

En este caso únicamente pondremos la uña sobre la cabeza del clavo para jalar del haciendo palanca con el martillo, sin embargo, si estamos tratando de quitar el clavo de una estructura de madera y no queremos dañar dicha madera, es necesario utilizar una superficie secundaria para apoyar el martillo.

El martillo podría estropear la madera al momento de apoyarlo sobre la misma, por esa misma razón debemos poner un trapo o un pedazo de madera en el cual apoyar el martillo para hacer el movimiento de palanca y extraer de manera exitosa el clavo.

Clavar clavos muy pequeños, pequeños y medianos.

Una vez que dominamos la técnica de clavar creemos que es muy sencillo poner cualquier tipo de clavo en casi cualquier superficie, no obstante, uno de los clavos más difíciles de colocar son aquellos que son pequeños debido a que no podemos sostenerlos con nuestros dedos desnudos sin esperar un golpe con el martillo.

En este caso le sugerimos utilizar una tira de papel para sostener el clavo, esta tira deberá ser lo suficientemente gruesa para poder sostener el clavo firmemente mientras lo clavamos con el martillo. 

Al sostenerlo con una tira de papel se formará una a o una forma de acordeón que funciona para distribuir el agarre en el mismo clavo, de esta manera nos ponemos en riesgo nuestros dedos y tampoco dejamos de hacerlo de manera adecuada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here