¿Cómo reforzar la seguridad de tu puerta de entrada tú mismo?

¿Cómo reforzar la seguridad de tu puerta de entrada tú mismo?

0 42

La seguridad en el hogar es un aspecto que nos preocupa a todos y el primer paso para garantizarla es impedir el acceso a la vivienda, o al menos dificultarlo con todos los medios posibles. La puerta de entrada es el primer acceso que debemos ‘blindar’ si queremos evitar sorpresas inesperadas como robos o, en el caso de las segundas viviendas, ocupaciones.

Evitar el acceso de ladrones a nuestra vivienda a veces puede parecer imposible, entre otras cuestiones, porque cada vez existen más mecanismos para burlar la seguridad y resulta incluso escalofriante la facilidad con la que los cacos acceden a inmuebles que, en un principio, nos parecen seguros. Pero está en nuestra mano desplegar todos los recursos posibles para evitar que se produzca el robo.

Para conseguirlo, debes asegurar la puerta principal de manera que, si no consigues evitar que la abran, por lo menos, logres entorpecer el proceso y, en lugar de abrir la puerta en dos minutos, los ladrones necesiten mucho más tiempo para acceder a la casa. De este modo tendrás muchas más posibilidades de conseguir que los cacos desistan de su objetivo por la dificultad de acceso.

Si no es así y deciden seguir adelante, con estas medidas conseguirás que el tiempo que inviertan en lograr su objetivo sea suficiente para alertar a otros vecinos y avisar a las autoridades competentes antes de que el robo se haga efectivo.

Consejos de seguridad para reforzar la puerta de acceso a una vivienda

Cerradura

Analiza los puntos débiles de tu puerta

En un escenario ideal, todos optaríamos por puertas especiales de seguridad, blindadas y acorazadas, de fibra de vidrio, madera sólida o metal reforzado, que actuarían como barreras casi infranqueables para los ladrones. Pero sabemos que no siempre es posible realizar una inversión de esa magnitud, así que, si no puedes optar por una de estas puertas, lo mejor es que analices los puntos débiles de tu puerta de entrada y trates de solventarlos con medidas extraordinarias de seguridad y refuerzo. Te contamos algunas en los siguientes apartados.

Cambia el bombín de la cerradura

Bombín cerradura

En muchas ocasiones, el incremento de la seguridad de la puerta de entrada pasa por cambiar el bombín de la cerradura de la puerta por otro más seguro, una actividad que no requiere demasiada destreza. Si el armazón de la puerta es consistente y los marcos son firmes y seguros, un pequeño cambio de cilindro puede suponer el fin de la vulnerabilidad de nuestra puerta principal.

Para elegir el bombín más adecuado debes tener en cuenta la forma y medida del que vas a sustituir, pues puede ser redondo, ovalado y de mayor o menor longitud y profundidad.

Mide el bombín que vas a reemplazar y compra uno con las mismas medidas tomando como referencia la distancia entre el piñón que acciona el mecanismo y el lado exterior e interior de la puerta. También tendrás que tener en cuenta la medida de la leva que acciona los pistones.

Apuesta por sistemas ‘antibumping’

En la inmensa mayoría de los casos, las puertas son forzadas por el sistema conocido como ‘bumping’. Se trata de una técnica muy sencilla que consiste en abrir el cilindro sin romperlo mediante una llave manipulada que es golpeada por un objeto contundente. Con el impacto se consiguen desplazar los pistones de seguridad de la cerradura sin dejar señales del impacto ni muestras de que la puerta ha sido forzada.

En la actualidad, existen cilindros ‘antibumping’ precisamente para evitar el robo por este sencillo sistema, que ha recuperado su popularidad entre los ladrones en los últimos años. También existen en el mercado mecanismos antipalanca y antitaladro.

Escudos protectores para reforzar la seguridad

Los escudos de seguridad son un complemento fundamental para proteger el bombín y el mecanismo interno de acceso a la cerradura. El escudo es una tapa que protege el cuerpo del bombín evitando su extracción mediante un rotor giratorio y una base abocardada (para puertas acorazadas), unas espinas aceradas y giratorias para dificultar el taladro, unas bolas de acero para proteger los tornillos de sujeción y una placa y un cuerpo de acero que lo convierten en una coraza resistente a los ataques violentos y las aperturas por habilidad.

Cerrojos de seguridad

Cerrojo de seguridad

Los cerrojos de seguridad son una medida efectiva para evitar el acceso a la vivienda desde la puerta. Los mecanismos más sencillos se colocan en el interior de la vivienda, con sujeción al marco y la puerta, y se abren y cierran desde el interior, por lo que sirven para evitar ataques cuando nos encontramos en el hogar, pero no se pueden accionar desde fuera.

Dentro de los cerrojos existen diferentes calidades por los sistemas de seguridad que integran: cerrojos de cilindro simple o doble, cerrojos de barra con llave de seguridad e incluso cerrojos digitales que emplean una tarjeta electrónica, un código o una huella digital para abrirse.

Revisa las bisagras

En ocasiones invertimos mucho dinero y esfuerzo en acondicionar nuestra puerta principal para evitar robos o ataques inesperados comprando los más modernos mecanismos. Se trata de una decisión correcta, pero es fundamental asegurarse de que los elementos principales de nuestra puerta están en buen estado. Entre esos elementos figuran las bisagras, especialmente aquellas que están expuestas.

Lo más recomendable es que compruebes que todos los elementos cumplen unos requisitos mínimos y, de no ser así, debes sustituirlas por bisagras con un espesor acorde al volumen de la puerta o mejorar su seguridad con refuerzos de acero.

Bisagras

¿Te animas a reforzar tu puerta?

Ahora que conoces los distintos mecanismos de seguridad para puertas que te pueden ayudar a evitar robos y ocupaciones, es el momento de que te pongas manos a la obra. Comienza por realizar un diagnóstico que te permita conocer las debilidades del acceso principal a tu vivienda, haz un inventario con todos los elementos que necesitas sustituir o incorporar y ayúdate de los tutoriales que encontrarás en Internet para asumir por ti mismo la tarea, comprobarás que es mas fácil de lo que parece.

imagen

SIMILAR ARTICLES

NO COMMENTS

Leave a Reply