Cómo restaurar las grietas de las paredes

Cómo restaurar las grietas de las paredes

1 39

La reparación de grietas es algo que, antes o después, tienes que realizar en tus paredes. Existen multitud de motivos que hacen que retocar las paredes sea una obligación, siendo algunos de ellos los movimientos estructurales, humedades, malos acabados o desajustes.

El proceso de eliminación de grietas debe hacerse de forma inmediata, adquiriendo los productos necesarios para hacerlo. Es un proceso es sencillo y asequible, y hoy vamos a descubrir cómo hacerlo.

Productos para retocar paredes

Existen productos específicos dependiendo de la reparación de grietas que haya que hacer.

Grietas pequeñas

Grietas pequeñas

Para este tipo de grietas es necesario utilizar una masilla tapagrietas. Son productos que tienen un rápido secado, lo que permite que se reparen esos pequeños desperfectos en un breve espacio de tiempo para dejar una estancia y un ambiente impecable.

Si quieres puedes hacer tú mismo una masa con agua y cemento blanco, pero debe quedar sin grumos y tener el cuerpo deseado.

Grietas grandes

Grietas grandes

Para este tipo de grietas también se puede comprar masilla universal, pero que sea específica para cubrir o rellenar agujeros de más de diez centímetros de profundidad.

O si lo prefieres, puedes comprar bandas tapagrietas, cuya aplicación es más sencilla aunque son menos económicas. Puedes encontrarlas de dos tipos, las que necesitan una mezcla de yeso para que sirva como aglutinante o las autoadhesivas.

Material

Si la superficie que vas a reparar es madera, existen masillas con una tonalidad diferente. En caso de que el agujero sea muy grande, lo más sencillo será reponer la pieza o usar un trozo de esas dimensiones para hacer un parche.

En el caso de que la superficie a reparar sea ladrillo o cemento, lo normal será utilizar materiales originales, reparadores de resina e incluso productos anticorrosión, por si quedase algún objeto metálico en contacto con el aire.

Las bandas, anteriormente mencionadas, y la masilla universal son lo más apropiado para el yeso y la escayola porque la mayoría de estas mezclas son blancas.

Pintar tras la restauración

Si tras eliminar las grietas quieres que la estancia tenga un ambiente impecable, escoge una buena pintura estética. Esta elección dependerá de los materiales utilizados y determinará el coste final de la reparación.

En caso de dejar tras ella el ladrillo al descubierto, solo necesitarás una mezcla de barro para cubrir el hueco. Sin embargo, para empapelar o pintar la pared necesitarás utilizar un reparador especial, además de limpiar y lijar perfectamente la superficie para un mejor acabado.

¿Cómo tener un ambiente impecable en una habitación?

Tapando grietas

Tanto si te decantas por utilizar las bandas como si escoges la masilla, la reparación no va a ser muy tediosa. Debes tener en cuenta las dimensiones de la grieta en longitud, pero sobre todo en profundidad y también la recurrencia con la que suele aparecer.

Si es muy recurrente lo mejor será acudir a un profesional especializado, porque podrá determinar las causas por las que se producen y, por tanto, repararlas adecuadamente. Algunas zonas son más propensas a padecer esta situación y es debido a que pueden sufrir constantes vibraciones o movimientos. Esto puede ocurrir, por ejemplo, en las proximidades de una puerta.

Toda vez que ya se han tenido en cuenta estos factores, es el momento de aplicar el producto que mejor pueda resolver tu problema. Necesitarás lija y espátulas, una con la que contener la masilla y otra para aplicarla.

La zona de trabajo debe estar completamente limpia y libre de grasa o cualquier otro resto de suciedad que dificulte que se adhiera el tapagrietas. Deberás procurar que no quede aire y no se seque, humedeciéndola si fuera necesario.

En función de su dimensión serán necesarias una o más capas, así que deberás esperar a que se seque bien la primera mano antes de poner la segunda. Una vez tapado y secado, ayúdate de la lija para que la zona quede bien pulida para su posterior decoración.

Paso a paso para la eliminación de grietas

1. Limpieza

En primer lugar has de dejar el borde de la grieta libre de escombros o imperfecciones. Ayúdate de la espátula. Retira, si los hubiese, los trozos sueltos del interior de la grieta con mucho cuidado. Un objeto delgado y largo como un destornillador puede resultarte muy útil.

2. Prepara la masilla

Sigue las indicaciones del fabricante y prepara el compuesto.

Humedece la zona agrietada con un pincel o una paletina para ablandar el material y que no esté quebradizo al aplicar el compuesto.

3. Aplica la masilla

Aplica una capa fina de compuesto ayudándote con la espátula y pasándola sobre la grieta. No fuerces el compuesto en su interior, porque una gruesa aplicación provocara un problema de correcta adherencia y será muy difícil de alisar. Repite esta operación por toda la grieta para que la masilla sea uniforme y no se abra con facilidad.

Si lo haces así, ahorrarás tiempo y limitarás la cantidad de capas que necesitarás aplicar. Extiende el compuesto de manera que quede uniforme y usa el borde de la espátula para eliminar la masilla en el resto de la pared.

Deja secar el producto el tiempo que recomiende el fabricante y teniendo en cuenta la humedad del ambiente.

4. Lijar

Lija la zona con un taco de lija o con un papel de grano fino de lija. Posteriormente y si fuera necesario, aplica otra capa del compuesto. Hazlo de manera uniforme y de nuevo suaviza los bordes. Deja que se seque de nuevo y repite el proceso tantas veces como necesite la grieta para repararse.

Pasa la mano sobre el área retocada para que puedas comprobar que no existen diferencias entre el resto de la pared y el parche.

5. Pintar

Pintando las grietas

Pinta la superficie con un cebador y deja que se seque. Por último, para finalizar con la reparación, pinta sobre el parche con el mismo tipo de pintura que el resto de la pared. Si tienes pintura sobrante de la vez anterior sería ideal. En caso contrario, compra un bote pequeño de la misma pintura para que no se note.

Estos son los cinco sencillos pasos que debes realizar para una reparación de grietas por ti mismo. Si tienes dudas de cómo hacerlo, contacta con nosotros y te ayudaremos.

imagen

SIMILAR ARTICLES

1 COMMENT

  1. Un post muy completo sobre el tema, me ha gustado muchísimo conocer más a fondo la cuestión de las grietas. Tanto mis vecinos como yo tenemos ese problema en un edificio de construcción reciente, y es un fastidio. ¡Un saludo y gracias por la información!

Leave a Reply