Sensores en puertas y ventanas: ¿Cómo instalarlos?

2
43
¿Cómo instalar sensores en puertas y ventanas?

Los sensores en puertas y ventanas son pieza fundamental en cualquier sistema de seguridad para el hogar. La mayoría de estos sistemas vienen con cierta cantidad de sensores, pero después se pueden instalar sensores adicionales.

Preferiblemente los sensores se deben colocar en todas las puertas y ventanas de la casa. No obstante, muchas veces solo se instalan en la planta inferior para ahorrar dinero.

Todo lo que debes saber sobre sensores en puertas y ventanas

Existen diferentes tipos de sensores para puertas y ventanas. A pesar de ello, todos los sensores realizan básicamente la misma función. Es importante comprender cómo funcionan los sensores, ya que esto te ayudará a mantenerlos en óptimas condiciones.

¿Cómo funcionan los sensores en puertas y ventanas?

Todos los sensores en puertas y ventanas usualmente están formados por dos piezas. Un componente encaja en la puerta o la ventana, mientras que el otro se monta en el marco. Algunos se fijan con adhesivo, aunque también se pueden atornillar al marco.

Las dos piezas que forman el sensor deben colocarse una al lado de la otra. De esta manera, cuando las piezas se separan. Es decir, como cuando se abre la puerta o la ventana. El sensor envía una señal al panel de alarma.

Diferentes tipos de sensores

Los sensores pueden estar conectados directamente a tu sistema de alarma. También pueden incorporar una batería para que operar de forma inalámbrica. Si optas por sensores cableados debes saber que su instalación requiere más tiempo y esfuerzo.

Por otro lado, los sensores inalámbricos requieren que compruebes la batería frecuentemente para garantizar que no se agote. Además, la conexión entre los dos componentes del sensor se lleva a cabo de varias maneras.

Algunos modelos utilizan imanes para establecer dicha conexión. Por lo tanto, cuando las dos partes del sensor se separan, el campo magnético se rompe. Como resultado la alarma se activa.

También hay sensores que funcionan con un haz de luz. Es decir, una de los componentes genera la luz, y el otro la recibe. De esta manera, si el haz de luz se rompe o se apaga mientras el sistema esta encendido, se activa la alarma.

El mantenimiento de los sensores

El sistema de seguridad a menudo te indicará cuando alguno de los sensores no funcionen correctamente. Sin embargo, lo más recomendable es comprobar su funcionamiento semanalmente.

Ten en cuenta que el adhesivo que mantiene el sensor en su lugar, puede perder su adherencia con el paso del tiempo. Si esto sucede, el sensor podría deslizarse por la puerta o ventana. Como resultado tendrás falsas alarmas constantemente.

También es buena idea que inspecciones visualmente los sensores en busca de desgaste. A menudo sucede que accidentalmente se golpean los sensores al mover los muebles. Si algo así se presenta, el sensor podría dejar de funcionar correctamente.

Adicionalmente debes revisar el panel de alarma para comprobar si existe alguna notificación, mensajes de error o advertencias. Aunque es posible reparar un sensor dañado, lo más seguro es reemplazarlo.

¿Cómo instalar sensores en puertas y ventanas?

Puedes instalar sensores de seguridad en todas las puertas y ventanas de tu hogar. Evidentemente, estos sensores están diseñados para mantener seguras tus puertas y ventanas, pero para esto debes asegurarte de instalarlos correctamente.

Antes de comenzar con la instalación de un sensor de seguridad, hay algunas cosas que debes saber:

  • El sensor consta de dos partes: el sensor como tal, y el imán.

  • Un componente debe montarse en la puerta o la ventana, mientras que el otro debe montarse en el marco.

  • Tanto el sensor como el imán deben permanecer muy juntos.

  • Al montar el sensor de contacto debes asegurarte de que las muescas estén alineadas.

  • No debes instalar el sensor de contacto en el lado de la puerta o ventana con bisagra.

  • También es importante que te asegures de utilizar los sensores en el interior.

Pasos para instalar un sensor en puertas y ventanas

  • Algunos modelos de sensores te permitirán quitar el imán interno y montar dicha pieza en el interior.
  • Esto en caso de que no tengas espacio para colocar todo el imán en la moldura.
  • Puedes instalar un imán en la ventana abierta para mantener tu hogar seguro y al mismo tiempo mantenerlo fresco.
  • Para una puerta abatible, lo mejor es colocar el imán en la esquina superior de la puerta opuesta a las bisagras. Coloca el sensor de contacto en la moldura de arriba.

  • En una puerta corrediza, instala el imán en la esquina superior opuesta a la ventana. También debes instalar el sensor de contacto en la moldura superior.

  • Si se trata de una puerta doble, lo mejor es colocar el imán en el parteluz central, y el sensor de contacto en la puerta principal.

  • Asegúrate de alinear los dos semicírculos del sensor de contacto y el imán entre si.

  • En caso de que tengas molduras de corona u otro tipo de molduras decorativas, lo más adecuado es invertir los sensores.

  • Es decir, el imán en la moldura, y el sensor de contacto en la puerta.

2 Comentarios

    • Siempre es mejor cualquier instalación de Bricolaje que la realice un profesional, pero siempre podemos intentar realizarlo nosotros como primera opción, si no tiene peligro físico, como temas eléctricos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here